single-post

En María Auxiliadora una familia sobrevive en la miseria

08 feb 2018

En una precaria vivienda con peligro de derrumbe, sobrevive un hombre y su madre, ambas son personas con discapacidad física, a un kilómetro del centro urbano de María Auxiliadora. La pobreza extrema es el día a día de Rafael Fernández (hijo) y doña Máxima (madre), quienes sobreviven en medio de la miseria.

Rafael Fernández tiene 39 años y vive con sus padres en una precaria casa de madera. Su madre, doña Máxima de 74 años esta postrada en la cama y su padre, don Demetrio de 71 años es el único sostén de la casa. Rafael nació con discapacidad física y se moviliza arrastrándose. Nunca se le hizo ningún estudio. No recibe ningún subsidio del estado y ahora necesita atención médica urgente.

Para sobrevivir, el padre –el único que está en condiciones de trabajar- se dedica a las changas, pero son muy esporádicos.

Los vecinos dijeron que están queriendo organizar una adhesión de pollo para recaudar fondos para la reparación de la precaria casa de madera, porque se puede derrumbarse en cualquier momento.

Las personas solidarias que deseen colaborar pueden comunicarse con la familia al (0985) 489 979. Necesitan con urgencia: asistencia médica, alimentos y reparación de la precaria vivienda.

Comentarios