single-post

Armados y a plena luz del día: así operan los "contrabandistas hormiga" en la triple frontera

07 may 2018

Un grupo de "paseros" respondió con armas de fuego al ser descubierto cruzando de Paraguay a la Argentina.

Es domingo a las 7:26 de la mañana y un bote con siete adolescentes cruza el río Paraná. Salió hace dos minutos desde Los Cedrales, en Paraguay, y va a llegar en tres a Puerto Iguazú, en Argentina. En el piso de la embarcación se distinguen once bultos envueltos en plástico azul. Hay hombres y mujeres, van tomando tereré, se ríen, el clima del viaje se ve distendido desde la costa y en parte es por eso que desentonan aún más el revólver y el arma larga con las que de un momento a otro empiezan a disparar contra el drone de uno de los periodistas de Infobae, que registra la escena 15 metros sobre sus cabezas.

Desde la orilla el teleobjetivo de un fotógrafo deja analizar con más detalle la postal: un arma de manoun rifle y un handy. Paquetes embalados atravesando el río en una de las zonas consideradas "calientes", no sólo para el contrabando de frontera, sino también para el narcotráfico. Y es que con sólo cruzar la línea imaginaria que divide los dos países los precios cambian: en Argentina los cigarrillos pagan 70% de impuestos, en Paraguay sólo el 15%, de un lado 1 kilo de cocaína vale 40 mil pesos y del otro, al llegar a Buenos Aires, 160 mil.

"No nos sorprende porque es la realidad cotidiana sobre la que estamos al tanto todo el tiempo, esa zona es lo que llamamos la zona caliente de la frontera", le explicó a Infobae el Subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras del Ministerio de Seguridad de la Nación, Matías Lobos, al ver la secuencia. "Por la agresividad que mostró esta gente, manifiesta claramente que están en una situación de contrabando", agregó sobre una realidad que se extiende a lo largo de kilómetros y kilómetros de hidrovía, entre la selva y el río, la franja a través de la que mercadería y droga, ingresan de forma clandestina al país.

El contrabando hormiga es el traspaso de mercancía a baja escala, en pequeñas entregas, normalmente a través de"paseros" que, por los bajos precios de los productos en Paraguay, encuentran el negocio en pasar varias veces al día y por unos pocos pesos los cruces fronterizos, llevando en bolsas de consorcio mercadería que depositan del lado argentino.

Para los envíos de mayor riesgo se utilizan botes o lanchas. Sin embargo, que lo hagan en pocas cantidades, sobre todo en el caso del narcotráfico, no se traduce necesariamente en estructuras de delito menores: es muy común que esas cargas vayan a parar a centros de acopio y terminen llenando camiones enteros.

Se estima que cada kilo de droga que ingresa en la zona de frontera se divide en una red de distribución minorista, que abastece a entre 10 y 15 vendedores dedicados al narcomenudeo en las ciudades.

"Muchas veces estos pequeños cargamentos van hacia centros de acopio y de ahí a una red paralela de comercialización donde no son pequeños emprendimientos los que están en juego", le confirmó a Infobae el Subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras. Hace menos de una semana, el martes 1 de mayo, en Misiones, Prefectura secuestró 3 toneladas de marihuana en dos operativos en las localidades de Puerto RicoPuerto Iguazú, ambos cargamentos, uno en un escondite y el otro oculto entre la maleza, se encontraban a la espera de ser recogidos.

"Hemos tenido enfrentamientos armados, Prefectura ha estado esperándolos en la costa", relató Lobos sobre lo que pasa cuando los cruces por el río son advertidos por las fuerzas de seguridad federales. Muchas veces las redadas son producto de tareas de inteligencia, de un seguimiento de varios meses, que puede apuntar a los "paseros" o directamente a los centros de acopio a lo largo de la frontera. En marzo pasado Infobae fue testigo de un operativo a cargo de la Agrupación Albatros, en el marco de una demostración por tierra, agua y aire, ante un hipotético accionar narco.

"Siempre se trabaja con hipótesis de máxima, porque estamos hablando de contrabando de estupefacientes, de narcotráfico, de organizaciones criminales", aclaraba en ese momento el prefecto Prado, a cargo de la actividad, que incluía el trabajo de un helicóptero, una lancha táctica Clase Toro y motos de agua, además de apoyo por tierra. En menos de un minuto los "paseros" eran rodeados y reducidos.

"Lo que estamos haciendo es la interceptación en base a la inteligencia criminal, sabemos que obviamente se van filtrando algunos barcos pero es el combate que estamos dando día a día", remarcó Lobos sobre la dificultad de controlar los más de mil kilómetros de frontera. Al mismo tiempo aseguró que existe un "cambio de paradigma" en Argentina, luego de muchos años en los que se creyó que "el narcotráfico no era una realidad porque el país era de paso y no de consumo". Las cifras lo avalan: este año la estadística de secuestro de marihuana es récord y acaba de batir un número histórico (37 toneladas).

Contrabando de artículos y mercadería

No sólo es droga lo que atraviesa la frontera. Los precios bajos a los que se consiguen las cosas en Paraguay, principalmente los cigarrillos, hacen que sea también mercadería la que ingresa en forma clandestina y se filtra en el circuito comercial argentino. Además de los peligros relacionados a la falta de control de esos productos, estos afectan directamente a los empresarios locales a partir de la circulación paralela y de valores contra los que muchas veces es imposible competir.

Es a partir de esta situación, según le explicó a Infobae el secretario de Gestión Federal de Seguridad, Enrique Tomas, que se conformó en julio del 2017 una mesa de la que participan, entre otros, el Ministerio de Seguridad de la Nación, el Ministerio de Justicia, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Migraciones y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Ya llevan cinco encuentros y el objetivo es puntual: combatir el contrabando.

Fuente: Infobae

Comentarios