miércoles, febrero 8, 2023
No menu items!
InicioFútbolA pesar de los disturbios, la Supercopa de Brasil se jugará en...

A pesar de los disturbios, la Supercopa de Brasil se jugará en Brasilia

La decisión se tomó después de que la Confederación Brasileña de Fútbol consultara al gobierno sobre las condiciones de seguridad en la capital del país.

El partido de la Supercopa brasileña entre el Palmeiras y el Flamengo se disputará en Brasilia el 29 de enero a pesar de los disturbios ocurridos el domingo, anunció este miércoles la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El Estadio Mané Garrincha es el escenario que acogerá el duelo entre el Palmeiras, vigente campeón brasileño, entrenado por el portugués Abel Ferreira, y el Flamengo, ganador de la Copa de Brasil y de la última edición de la «Copa» Libertadores, entrenado por su compatriota Vítor Pereira.

La decisión fue tomada después de que la CBF consultara al Gobierno brasileño sobre las condiciones de seguridad en la capital del país, escenario de un ataque perpetrado por miles de partidarios del expresidente Jair Bolsonaro contra las sedes de las tres potencias.

El secretario ejecutivo del Ministerio de Justicia, Ricardo Cappelli, responsable de los órganos de seguridad pública en Brasilia, aseguró que «hay plenas condiciones de seguridad» para la celebración del partido.

Simpatizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro invadieron y destrozaron este domingo las sedes del Tribunal Supremo (STF), el Congreso y el Palacio de Planalto en Brasilia, lo que obligó a la intervención policial para restablecer el orden y provocó la condena de la comunidad internacional.

La Policía Militar consiguió recuperar el control de las sedes de los tres poderes, en una operación que se saldó con unos 1.500 detenidos.

La Policía Federal brasileña informó de que cerca de 600 personas detenidas acusadas de participar en los actos, en su mayoría ancianos mayores de 65 años, mujeres con hijos pequeños y personas con comorbilidades graves, han sido puestas en libertad para responder en libertad.

La redada comenzó después de que militantes de la extrema derecha brasileña que apoyan al ex presidente, derrotado por Luiz Inácio Lula da Silva en las elecciones del pasado octubre, convocaran una protesta en la Explanada de los Ministerios de la capital brasileña.

Mientras, el juez del Supremo Alexandre de Moraes destituyó por 90 días al gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, al considerar que tanto éste como el exsecretario de Seguridad y exministro de Justicia de Bolsonaro, Anderson Torres, habrían actuado con negligencia y omisión.

RELATED ARTICLES

Most Popular