martes, febrero 7, 2023
No menu items!
InicioTecnologíaEl INEM apunta a los ciberataques en Portugal, tendencia que empeorará en...

El INEM apunta a los ciberataques en Portugal, tendencia que empeorará en 2023

El sector sanitario es uno de los más sensibles y vulnerables a los ciberataques que pretenden causar el mayor daño posible a las entidades objetivo. En Portugal, según informa ahora la agencia de ciberseguridad Check Point, el INEM fue atacado durante el pasado jueves (15).

El Instituto Nacional de Emergencias Médicas fue objeto de un ciberataque este jueves, informó RTP. En un comunicado, el INEM afirmó no haber registrado «ningún impacto en los sistemas críticos» ni en la actividad de emergencias médicas prehospitalarias.

La sanidad en el punto de mira de los ciberataques, el ciberataque al INEM

Atenta a la sensibilidad del sector apuntado, la agencia de ciberseguridad comenta ahora lo sucedido, dejando también sus previsiones para este tipo de sucesos en 2023.

El escenario no es nada positivo, y la atención se centra en la prevención y la actualización de los sistemas informáticos para resistir mejor futuros ataques.

Punto de control
Las 3 principales industrias objetivo. Los ataques a la sanidad crecieron un 60% interanual.

«Este jueves el INEM, denunció que fue objeto de un ciberataque a sus estructuras. Aunque todavía no se conocen los detalles del tipo de ataque, podemos afirmar que los ataques a organizaciones sanitarias siguen aumentando.» – señala Rui Duro, Country Manager de Portugal .

«En Portugal, en el informe Top Malware elaborado mensualmente, el sector sanitario figura entre los principales sectores objetivo de los piratas informáticos. El sector sanitario, a nivel internacional, sufre una media de 1.426 agresiones por semana», refuerza el ejecutivo.

«Los ataques a organizaciones sanitarias no van a disminuir. Las organizaciones de este sector contienen información sensible, no sólo sobre los datos más comunes de las personas, como direcciones y contactos, sino también resultados de exámenes médicos o posibles accesos a dispositivos como bombas de insulina y desfibriladores, en gran medida porque la seguridad informática de estos aparatos nunca ha sido una prioridad y cuenta con sistemas anticuados». – concluye Rui Duro.

RELATED ARTICLES

Most Popular