jueves, diciembre 8, 2022
No menu items!
InicioFútbolQatar es un ejemplo más de la malapata del Mundial

Qatar es un ejemplo más de la malapata del Mundial

Qatar es el decimocuarto debutante consecutivo que no gana

Qatar se convirtió este domingo en el decimocuarto debutante consecutivo que no consigue ganar en su primer partido de la fase final del Mundial, al perder por 2-0 ante Ecuador en Al Khor en el primer encuentro de la edición de 2022.

Después de la sorprendente derrota por 1-0 de Senegal ante el defensor del título, Francia, en la Copa Mundial de la FIFA 2002, ningún otro equipo ha conseguido coronar con una victoria su primera participación en la fase final del certamen.

También en 2002, en la competición celebrada en Corea del Sur y Japón, Eslovenia (1-3 contra España), Ecuador (0-2 contra Italia) y China (0-2 contra Costa Rica) perdieron sus primeros partidos.

Cuatro años más tarde, en Alemania, hubo seis debutantes y sólo un equipo marcó, Trinidad y Tobago, que empató sin goles con Suecia.

Costa de Marfil perdió 1-2 con Argentina, Ghana 0-2 con Italia, Togo 1-2 con Corea del Sur y Ucrania 0-4 con España, mientras que Angola tuvo su bautismo de fuego contra Portugal, 1-0, gracias a un gol de Pauleta.

En las dos siguientes ediciones sólo hubo un debutante en cada una, ya que Eslovaquia empató 1-1 con Nueva Zelanda en 2010 en Sudáfrica y Bosnia-Herzegovina cayó 2-1 ante la Argentina de Lionel Messi, que llegaría a la final de Brasil en 2014.

Rusia acogió otras dos primicias en 2018, ya que Islandia logró un empate a uno con Argentina y Panamá perdió 3-0 ante Bélgica.

Hoy, Qatar, el debutante número 80 en los Mundiales, tampoco pudo romper su malapata, pese a tener el factor casa de su lado, ante Ecuador (0-2), para convertirse en el primer anfitrión que pierde su primer encuentro en la edición que acoge.

Antes de la gesta de Senegal en 2002, se habían producido otras 14 victorias por primera vez -sin contar los partidos entre dos equipos en esa situación-, incluidas las ocho de 1938, que comenzaron en octavos de final.

Portugal fue uno de los primeros en ganar en 1966, cuando se impuso a Hungría por 3-1 para hacerse con el bronce, con dos goles de José Augusto y uno de José Torres, el único partido en el que Eusébio (nueve goles) no estuvo disponible.

En total, los primeros partidos de los nuevos equipos en la competición fueron 15 victorias, 10 empates y 34 derrotas.

RELATED ARTICLES

Most Popular